El cambio de moneda en Cuba: un poco de historia y actualidad

Este post posibilitará hacernos una idea del devenir histórico del cambio de moneda en Cuba y los eventos que están impactando en su situación actual y su tasa de cambio.

La moneda cubana posee una historia muy interesante. Si bien sus registros datan de poco más de un siglo, los diferentes eventos que pueden destacarse le atribuyen gran dinamismo. Desde la inexistencia de moneda hasta la coexistencia de más de una son acontecimientos que han asombrado a muchos. Incluso algunos nunca llegan a entender los vaivenes del cambio de moneda. En este post haremos un recorrido breve por aquellos eventos que nos permitan conocer sobre el cambio de moneda en Cuba actual.

Un poco de historia

Según los registros que se poseen, antes de la etapa colonial se carecía de dinero propio en Cuba, así como en América. Ya por el siglo XIX, en Cuba llegaron a circular varias monedas autorizadas; junto con las españolas, las monedas francesas y norteamericanas fueron las circulantes en aquella época. Con la llegada del gobierno norteamericano y la República a la isla, el dólar estadounidense se constituyó en la moneda de mayor circulación desde 1902.

Dinero netamente cubano: Cuba dispuso de dinero cubano en 1915, año en que aparecieron las monedas metálicas. La ley que creó el sistema monetario cubano en aquel entonces no dispuso la emisión de billetes. Asimismo, prohibió la circulación de la moneda extranjera, con excepción de la norteamericana. No fue hasta 1934 que los primeros billetes de la República vieron la luz, los cuales también se denominaron Certificados de Plata, al estar respaldados por discos de este metal.

Banco Nacional de Cuba: se crea en 1948. Este recoge dichos certificados y se constituye en el único facultado para emitir y controlar la circulación de dinero cubano. Abre al público en 1950 y realiza las primeras emisiones de papel moneda. Igualmente, dispone el cese de la circulación del dólar estadounidense, lo cual fue un proceso demorado para concretar.

Triunfo de la Revolución en 1959

Según los historiadores, a inicios del gobierno revolucionario se decretó el canje de las reservas de monedas internacionales. Durante todo ese periodo y hasta la caída del campo socialista, el país tuvo estabilidad monetaria con la circulación de la moneda nacional. Con la desaparición de la Unión Soviética, en Cuba comenzó una etapa compleja económicamente hablando; a esto se le suman como agravantes las medidas económicas, comerciales y financieras impuestas por el bloqueo de Estados Unidos.

Dolarización parcial de la economía: Una serie de medidas fueron tomadas entre 1993 y 1994 para hacer frente a esta situación; entre ellas, la despenalización del uso y tenencia de divisas. Así comenzaba la dolarización parcial de la economía en Cuba. En 1994 apareció el Peso Cubano Convertible (CUC) que se equiparaba al dólar estadounidense como “moneda dura”, y que se usó a la par de este y del Peso Cubano (CUP). En este tiempo el Peso Cubano perdió mucho valor, teniendo lugar un fuerte proceso inflacionario. Este hecho provocó que en el mercado informal la compra/venta de dólares se disparara, alcanzando la cifra de hasta 150 pesos cubanos por 1 dólar estadounidense. También, en 1995 surgen las Casas de Cambio (CADECA) en las cuales se posibilita el canje del dólar y otras dividas por pesos cubanos.

Eliminación de la circulación del dólar estadounidense: A inicios del nuevo siglo, el bloqueo norteamericano fue arreciando sus medidas de manera que imposibilitaba a Cuba la realización de transacciones con el dólar estadounidense. Por esta causa, en 2004 se sustituyó el dólar de Estados Unidos por el peso convertible con igual equivalencia (1 CUC = 1 USD), aunque además se le aplicó un gravamen al dólar del 10%, quedando entonces 1 CUC = 0.8 USD aproximadamente. Desde entonces, los ciudadanos podían emplear el CUC en aquellos sitios donde antes se trabajaba con dólares. Así, la tasa de cambio oficial para la compra de CUC era de 1 CUC = 25 CUP y para la venta era de 1 CUC = 24 CUP. No obstante, en el mercado informal, el precio del CUC osciló mayormente entre los 20-25 CUP.

En la última década

Año 2013: se anuncia la necesidad de reunificar las monedas de curso legal en el país. De acuerdo con los economistas, la dualidad monetaria apareció para ayudar al país a salir de un período difícil pero ya se había extendido por demasiado tiempo y comenzaban a resentirse las deformaciones que acarreaba en la economía. Entiéndase que en el país existían dos tipos de cambio: el que ya comentamos para la población (24 CUP = 1 CUC = 1 USD) y otro para las empresas estatales y mixtas (1 CUP = 1 CUC = 1 USD). Este hecho hacía que, entre otras muchas cosas:

  • Se desestimulara la sustitución de importaciones al encontrar estas más baratas en comparación con los productos nacionales.
  • Baja rentabilidad en las exportaciones.
  • Falta de precisión en las cifras de gastos y costos.

Año 2019: Ocurre la apertura de algunas tiendas en las que se puede comprar con Moneda Libremente Convertible (MLC) pero solo por medio de tarjetas. De esta manera, el banco facilita la creación de estas tarjetas; se pueden depositar las divisas presentes en el país al cambio del dólar estadounidense, al cual se le elimina el gravamen del 10%. Igualmente, se permite que otras tarjetas, no solo cubanas, puedan ser usadas en estos comercios.

Poco a poco se fueron abriendo cada vez más tiendas en MLC. La obtención de las divisas para depositar en las tarjetas en MLC tenía varios orígenes: las remesas (que se vieron reducidas con las medidas impuestas por el gobierno de Donald Trump como parte del bloqueo a Cuba), las transferencias entre personas y sobre todo la compra/venta no oficial. Esto fue así esencialmente porque los bancos cubanos se vieron imposibilitados de vender estas monedas convertibles a los ciudadanos por ausencia de fondos en estas divisas.

Unificación monetaria: La unificación monetaria tuvo como día cero el 1ero de enero de 2021, quedando únicamente el Peso Cubano. La tasa de cambio de moneda se estableció en 24 pesos cubanos por 1 dólar. Desde entonces, los ciudadanos tuvieron 6 meses para cambiar todos los CUC en pesos cubanos, o en su defecto, gastarlos en los distintos comercios. La unificación monetaria también trajo consigo un aumento de salarios, aumento de precios y una esperada inflación.

Bancos cubanos cierran el depósito de dólares: debido a las restricciones que impone el bloqueo de Estados Unidos a Cuba para que pueda utilizar y depositar en el exterior el dólar estadounidense recaudado en el país, aparece esta medida. La misma entró en vigor el 21 de junio de 2021 con carácter temporal. No obstante, esta medida no incluye el resto de las divisas, las cuales sí pueden seguir siendo depositadas en las tarjetas personales.

Tampoco afectan las remesas enviadas mediante transferencias desde el exterior del país. Si desea enviar fondos a Cuba, puede hacerlo a través de la página de nuestro e-wallet.

Cambio monetario: retrato del panorama actual

Con los movimientos devenidos de la unificación monetaria, las tasas de cambio fueron en aumento vertiginosamente. De un cambio oficial de 1 USD = 24 CUP, el valor del dólar estadounidense logró alcanzar aproximadamente los 80 CUP en el mercado informal. Luego de la nueva medida que restringe la posibilidad el depositar el dólar estadounidense en los bancos cubanos, la tasa de cambio ha ido cediendo un poco hasta rondar los 60-65 CUP en efectivo; por transferencia electrónica oscila entre 68-73 CUP. La diferencia se debe a que el dólar por transferencia electrónica a las tarjetas en MLC es lo que permite comprar en las tiendas MLC del país. El dólar en efectivo se emplea con otros fines, por ejemplo: viajar, lo cual no se está realizando mucho en este tiempo por la pandemia. Por otro lado, el precio del Euro ha permanecido más estable alrededor de los 80 CUP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *