El turismo post-pandemia: una mirada al “turista post-Covid”

Las consecuencias devenidas de la Covid-19 han obligado a todos los sectores de la vida social a repensarse las maneras de proceder. Se pudiera decir que el sector turístico es uno de los que más necesita de la implementación de medidas pertinentes que contribuyan a su reactivación, debido a la gran contracción sufrida por esta situación. En este sentido, la necesidad objetiva de adaptarse a las nuevas circunstancias imperantes se torna vital. No obstante, el turista post-Covid también hace exigencias a estos sitios para el rediseño del negocio, pues ahora se debate entre el miedo a enfermarse y los deseos de esparcimiento.

Tras meses de confinamiento, las personas no han eliminado sus deseos de disfrutar, viajar y divertirse. Sin embargo, las consecuencias de la pandemia han modificado un tanto el panorama y a los turistas.

En este sentido, se prevé que en un principio:
  • El turismo nacional será el de mayor auge, debido a las necesarias restricciones de movilidad internacional.
  • Las preferencias se inclinan primariamente hacia un turismo rural y de naturaleza, buscando entornos abiertos y de poca aglomeración de personas.
  • Primará un turismo local y de proximidad; las personan planificarán viajes cercanos hacia donde puedan desplazarse preferiblemente en sus propios vehículos.
  • Preferencia del uso de medios de transporte personales sobre los públicos.
  • Los alojamientos turísticos de menor capacidad y las segundas residencias serán preferidos por encima de hoteles y campings.
  • El turismo de masa dará paso a un turismo más selectivo; se preferirán lugares poco frecuentados y actividades que no impliquen a muchas personas desconocidas juntas.
  • El turismo de sol y playa también se prefiere, pero en menor medida, precisamente por la masividad que atrae. Aunque las playas poco visitadas o recónditas podrán ser atractivas.
  • El turismo de negocio y convenciones demorará un poco, pues el tiempo de confinamiento ha mostrado resultados satisfactorios en la realización de las reuniones de forma online.
  • Primará el tipo de turista familiar, en pareja o individual, por encima del grupal.

Estas tendencias están muy marcadas por las medidas que cada país o región adopta para el enfrentamiento a la pandemia. No obstante, en concordancia con las tendencias, el turista post-Covid también está comenzando a plantear exigencias a sus destinos de elección.

Algunas de estas exigencias son:
  • La seguridad alimentaria e higienización como prioridad; esto se ha convertido en un requisito que el turista busca explícitamente para seleccionar el destino.
  • Demanda de medidas de higiene reglamentadas y evidentes, tanto en alojamientos como en empleados.
  • Primará la selección de destinos poco masificados y sostenibles.
  • Preferencia por actividades en espacios abiertos y de naturaleza.
  • En actividades organizadas para grupos, se exigirá un número menor de personas.
  • Demanda por la posibilidad de reserva previa a los lugares y actividades, así como reservas de última hora.
  • Preferencia por productos turísticos con flexibilidad para el cambio y las cancelaciones ante eventualidades.
  • Demanda del empleo de la tecnología para disminuir el contacto físico y riesgo de contagio, como por ejemplo: el uso del móvil para el check-in y check-out, el pago online, etc.
  • Crecerá la demanda de comidas “para llevar” y el room service (servicio a la habitación), por encima de restaurantes y espacios que atraigan multitudes.
  • El consumo online aumentará en todos los sentidos.
  • Los precios también serán tenidos en cuenta, debido a la disminución de renta disponible y al posible incremento de los mismos ante la situación mundial.
  • Se demandará que sea una exigencia el distanciamiento entre personas en los lugares de mucha confluencia, como estaciones, aeropuertos, etc.

De esta manera, al sector turístico le resulta vital adaptarse apropiadamente a las nuevas condiciones de la realidad mundial. Atendiendo a las medidas propias de la desescalada paulatina de los efectos de la pandemia, las regulaciones dictadas por los gobiernos y regiones, así como a las exigencias del mercado y el turista post-Covid, los negocios deberán rediseñarse para no sucumbir ante este panorama. Algunos tips a tener en cuenta en este necesario reajuste ante las condiciones actuales te los propondremos en nuestros próximos posts.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *