La inversión en República Dominicana

Principales sectores para la inversión en República Dominicana

Tiempo de lectura: 6 minutos

República Dominicana es en la actualidad la economía más grande del Caribe, y la octava de América Latina; recibiendo el apelativo de la economía más creciente de la región. A pesar de estos logros, República Dominicana sigue en desarrollo constante. Tanto es así, que se posiciona como una de las cincuenta economías mundiales que facilita el comercio fronterizo, según informes del Banco Mundial.

Este país se caracteriza por una economía diversificada y abierta, destacando distintos incentivos y exenciones fiscales. Debido a la adopción de una serie de medidas en la década del ’90 para la apertura económica, el desarrollo de República Dominicana ha sido notorio. En los últimos años, la nación ha experimentado un crecimiento exponencial.

De acuerdo con datos del Banco Central, su producto interno bruto (PIB) se multiplicó casi por cuatro entre los años 2004 y 2019. Por si fuera poco, el país evidenció un aumento al triple del ingreso nacional bruto (INB), lo cual lo convierte, según estándares internacionales, en un país de ingresos medios-altos. Por otro lado, según el índice de complejidad económica (ECI, por sus siglas en inglés), esta nación se posiciona como la 69a economía más compleja y la 85a economía de exportación más grande del mundo.

Inversión extranjera en República Dominicana

Este rubro logra generar más de 200.000 empleos formales en el país y llega a representar aproximadamente el 37% de sus ingresos fiscales, tanto directos como indirectos. Asimismo, representa alrededor del 71% de sus exportaciones y del 20% de los aportes del sector privado a la seguridad social.

Desde 1995, la inversión extranjera directa (IED) se vio favorecida con una nueva ley al respecto. Con ella, se lograron eliminar una serie de barreras a los inversionistas foráneos. Gracias a este impulso, República Dominicana se ha posicionado como el país que encabeza la captación de IED en el Caribe, y por consiguiente, uno de los primeros de Centroamérica. Entre los principales sectores que son históricamente receptores de IED en el país se pueden mencionar el turístico, inmobiliario, zonas francas, minería y financiamiento.

Algunos países destacan como los principales inversores en República Dominicana. España se encuentra en la cima de esta lista, convirtiéndose en uno de sus principales socios comerciales y de inversión en el mundo. Esto ha sido posible, entre otras razones, por algunos de los atributos propios de la nación caribeña, así como las opciones ventajosas que muestra para la inversión.

Beneficios de la inversión en República Dominicana

Decidirse por invertir en un lugar u otro depende, en gran medida, de las garantías y seguridad que provea el sitio escogido para la inversión. En este sentido, República Dominicana posee buenos atractivos que incentivan la inversión en el país. Algunos de estos son los siguientes:

  • Facilidades brindadas por el Estado en los procesos legales para la inversión
  • Estratégica posición en el centro del Caribe, lo que permite accesos comerciales privilegiados con variados mercados
  • Recursos naturales y producción de productos agrícolas y minerales
  • Mano de obra calificada, a menor costo que en otros países
  • Estabilidad macroeconómica, política, social y jurídica del país
  • Competitividad sana en el país, incluso en el área de las exportaciones, y políticas de apertura
  • Presencia de acuerdos de libre comercio con incentivos financieros que facilitan negocios
  • Igualdad en el trato para inversores nacionales y extranjeros
  • Avanzada estructura de comunicaciones, especialmente la vial, puertos y aeropuertos modernos y eficientes, y telecomunicaciones
  • Sólido sistema bancario con la existencia de múltiples bancos en el país, nacionales e internacionales

Principales sectores para la inversión

El dinámico y sostenido desarrollo económico de República Dominicana la convierte en un destino atractivo para la inversión. A pesar de la cierta contracción económica sufrida por la pandemia, la perspectiva actual y futura nuestra buena cara. El Banco Central de la República Dominicana proyecta un crecimiento económico interanual próximo al 6%, bajo un panorama de estabilidad de precios.

Conjuntamente, organismos internacionales como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevén un crecimiento económico del país del 5.5 %, incluso superior al esperado para toda América Latina este año. En este sentido, pensar en invertir en República Dominicana puede ser definitivamente una buena elección. Veamos algunos de los sectores que se destacan para la inversión. 

Turismo

República Dominicana es un destino turístico bastante codiciado. El atractivo de sus entornos naturales, como playas y montañas, estimulan la llegada de abundantes turistas. Gracias a estas y otras características propias de la nación, la industria turística dominicana se encuentra bastante desarrollada.

En este sentido, dentro de la industria turística, pueden identificarse algunos sectores de notable potencialidad para la inversión. Algunos de ellos son:

  • El sector hostelero se muestra como una muy buena oportunidad, ya que el país tiene la particularidad de poseer las viviendas más asequibles del Caribe; a pesar del aumento del turismo y los precios inmobiliarios. No obstante, se afirma que el alquiler de habitaciones para turistas es uno de los negocios más rentables en el país.
  • El sector gastronómico se presenta también como una buena opción para la inversión. El negocio de la comida y la comida rápida (que no es exclusivo para el turismo), así como los bares, suelen resultar bastante atractivos y necesarios; sobre todo teniendo en cuenta que el turista necesitará estos espacios no solo para tener una estancia placentera sino, sobre todo, para acercarse a la idiosincrasia nacional.
  • Guía y transporte turístico. Conocer los diferentes y atractivos lugares del país también es una de las opciones que disfrutan mucho los turistas. En este sentido, invertir en programas de guías turísticos es muy acertado. Paralelamente, se puede pensar en proveer transportes turísticos, que pueden ir desde ómnibus o camiones para acceder a sitios lejanos, hasta incluso bicicletas, para aquellos que gustan del ejercicio y la independencia.
  • El ocio, los servicios y la venta de artículos. Disfrutar en una discoteca, relajarse con un buen masaje o acceder a productos necesarios para el momento (como un traje de baño) o souvenirs del lugar, son actividades que caracterizan el comportamiento del turista, y por ende, pertinentes para el sector. Por lo tanto, son también buenas opciones para la inversión.

Emprendedores y MIPYMEs

El hecho de que las opciones de inversión sean variadas en el país, propicia que las inversiones provengan de distintas fuentes. En este sentido, los emprendedores y pequeños empresarios también tienen oportunidad. Sin embargo, al no contar con elevado capital, es probable que las opciones no sean tan ambiciosas. Según algunas opiniones, las alternativas con que cuentan los emprendedores y empresarios de MIPYMEs están más bien enfocadas en negocios informales.

Por su parte, el Banco Mundial reconoce que el panorama de negocios dominicano es favorable para el pequeño empresario. Desde este punto de vista, le brinda protección legal y financiera, así como facilidades para la obtención de créditos.

De manera general, el país ha trabajado en la disminución de trabas en las regulaciones y en procedimientos para la constitución de negocios. Esto representa un incentivo para los emprendedores al poseer canales accesibles para la inversión y el establecimiento de sus negocios.

Minería

República Dominicana posee una notable riqueza mineral y un buen potencial de desarrollo para el sector. Entre los recursos que destacan se encuentra el oro, plata, níquel y bauxita. Igualmente, vale mencionar el mármol, piedra caliza, yeso, granito y materiales de construcción. La minería representa un factor importante para la economía del país y es una de las mayores fuentes de ingreso por concepto de exportación.

En la actualidad, la exportación de oro ha experimentado un incremento. Partiendo de esto, y conjuntamente con la intencionalidad gubernamental para el crecimiento de la industria minera, este sector se ha convertido en una oportunidad bastante atractiva para la inversión en estos momentos.

Agricultura

La agricultura dominicana constituye aproximadamente el 14% de la fuerza laboral y representa el 8% del PIB del país. Asimismo, es un eslabón clave en las exportaciones constituyendo ¼ de estas.

Productos como el azúcar y el arroz son de los principales en el país; aunque también destacan el café, el plátano y el cacao. Algunos de los no tradicionales pero que igualmente contribuyen a abastecer mercados internacionales son la naranja, el aguacate, la piña y el melón.

En la actualidad aún existen espacios para el desarrollo de proyectos agrícolas. La asistencia técnica y financiera en el campo, así como la innovación, son espacios que se mantienen abiertos para la inversión. En este sentido, convierten a este sector en una de las opciones viables.

Telecomunicaciones

Se considera que República Dominicana es uno de los países mejores comunicados, gracias a la creciente inversión en este sector. En dicho sentido, las telecomunicaciones son una de las principales fuentes de divisas y empleo en el país. Los servicios ofrecidos desde este sector como telefonía móvil y fija, Internet, o la televisión por cable y satélite, son brindados por más de 100 empresas autorizadas en el país.

Este desarrollo fue ampliamente incentivado por la ley de telecomunicaciones que empezó a regir en 1998. Con esta, se modernizó la normativa de la industria liberando servicios y estableciendo libertad de construcción y operación. Esto promovió la libre competencia en el sector. Los nuevos estándares regulatorios han propiciado la inversión extranjera al constatar el alto potencial de crecimiento que posee el sector.

Si te gustó este post, te puede interesar:

FacebookTwitterWhatsAppTelegramLinkedInShare