que son los neobancos

¿Qué son los neobancos?

Tiempo de lectura: 7 minutos

El avance de la tecnología, sobre todo en el sector financiero digital, ha facilitado la aparición de servicios cada vez más demandados como son los neobancos. Esta nueva generación de entidades financieras tuvo su origen en Alemania y Reino Unido, a inicios de los años 2000. Durante su desarrollo lograron gran avance en toda Europa y en los últimos años están ganando terreno en América Latina. El empleo intensivo de la tecnología los tipifica y los hace cada vez más atractivos para un público altamente familiarizado con ella. Para más detalles, adentrémonos en el mundo de los neobancos y sus particularidades.

¿Qué son los neobancos?

Los neobancos son entidades financieras que ofrecen servicios bancarios completamente digitales. Todos sus procesos se realizan online desde una aplicación móvil o desde una página web; no requieren de sucursales físicas. Ofrecen una experiencia cercana a los usuarios por medio de las tecnologías, con lo cual se reemplazan los canales presenciales por los virtuales.

Su oferta de servicios es similar a la de los bancos tradiciones, aunque su catálogo es más sencillo y reducido. Por lo general incluye una cuenta, cuya apertura es bien rápida y con pocos requisitos, así como la emisión de varios tipos de tarjeta, como pueden ser las tarjetas de débito, crédito, prepago o incluso virtuales, en ciertos neobancos. También, en algunos de ellos es posible abrir varias cuentas en diferentes divisas; realizar pagos en el extranjero sin comisiones; retirar dinero en cajeros en el extranjero, sin costes y sin límites de retiro, según la entidad; comprar y vender criptomonedas; emplear herramientas de gestión de finanzas, como pueden ser las estadísticas y la gestión de gastos e ingresos, a través de alertas y mensajes.

Los neobancos no cuentan con una licencia bancaria de entidad de crédito, por lo que no son entidades bancarias propiamente dichas. En tal sentido, no pueden recibir depósitos por lo cual tienen que aplicar ciertas medidas de protección o permitir que otras instituciones resguarden sus fondos. En este sentido, no pueden ofrecer ciertos productos como cuentas de financiación.

Funcionan con una licencia de entidad de dinero electrónico (EDE) supervisada, o como una empresa privada que ofrece servicios financieros usando una EDE como intermediaria; en este caso, esta última se encargaría de cuidar los fondos y garantizar la seguridad. Esta licencia permite a los neobancos contar con alternativas digitales más sencillas, por ejemplo, códigos QR y monederos digitales. 

El público objetivo de los neobancos suelen ser las personas jóvenes, quienes están más acostumbradas al uso de las tecnologías. De esta manera, también se contribuye a la bancarización de aquel sector poblacional que aún no lo ha hecho, huyendo, en parte, de las largas filas y esperas en los bancos tradicionales.

Con el paso del tiempo y con la intención de ampliar su catálogo de productos y servicios, muchas de estas fintech logran conseguir la licencia bancaria de entidad de crédito. Una vez conseguida, entonces comienza a llamarse challenger bank. En este punto, ya pueden funcionar como los bancos tradicionales, con la particularidad de que todos sus procesos se realizan 100 % online. En este sentido, deberán cumplir las regulaciones para entidades bancarias y son los guardianes del dinero; esto significa que pueden recibir depósitos, lo cual les permite capitalizarse de la manera tradicional.

Características de los neobancos que son a su vez VENTAJAS

Los neobancos son muy atractivos por sus características y prestaciones. Ellas mismas constituyen ventajas que los han hecho ganar en popularidad frente a los distintos públicos, sobre todos los jóvenes. Entre ellas no pueden dejar de mencionarse:

  • Aplicaciones móviles: La gestión de sus servicios se hace por medio de sus aplicaciones móviles o de escritorio, las cuales son simples y muy intuitivas, y pueden poseer algunas funciones adicionales como: plan de ahorros, consejos, hucha online, gestión de criptos, y más. 
  • Operaciones 100% digitales: Los neobancos existen enteramente en el plano digital, por tanto todos sus servicios se realizan a través de internet, desde la apertura de la cuenta o las tarjetas, hasta cualquier otra operación financiera. Esto se constituye en una ventaja, ya que permite su gestión y acceso desde cualquier sitio y por medio de los dispositivos preferidos por el cliente. En este sentido, no es necesario ningún tipo de papeleo.
  • Disponibilidad 24 horas e información en tiempo real: Su esencia digital les permite estar asequibles las 24 horas del día, con información disponible y actualizada siempre. Las prestaciones de los neobancos permiten a los usuarios hacer sus consultas y operaciones en cualquier momento, así como mantenerse informados sobre el ámbito financiero general.
  • Empleo de nuevas tecnologías: Como entidades digitales que pertenecen al mundo del Internet, hacen un gran aprovechamiento de las nuevas tecnologías, como la inteligencia artificial (IA), el Big Data y otras TICs. Así, amplían cada vez más sus potencialidades y se van adaptando a las nuevas dinámicas de consumo.
  • Operativa rápida y ágil: Su naturaleza digital y el empleo de la tecnología dota a los neobancos de gran agilidad en los procesos. Por ello resultan cada vez más atractivos para los usuarios.
  • Reducción de costes: Los productos y servicios de los neobancos tienen comisiones muy bajas y en muchos casos no tienen ninguna. Esto se explica por su propia naturaleza, ya que al ser digitales y no tener ninguna oficina física, la mano de obra en los servicios bancarios se reduce, por lo que hay menos gastos operativos que compensar. Esto se aplica para disímiles operaciones, como transferencias internacionales, retiro en cajeros, cambio de divisas, mantenimiento de cuentas, y muchas más.
  • Seguridad: Como banco de nueva generación al fin, no pueden permitirse riesgos de seguridad, por lo cual trabajan fuertemente en la garantía de un servicio seguro. En tal sentido, para proteger el dinero y los datos de los clientes emplean diversos mecanismos, como sistemas biométricos, códigos de un solo uso, verificación de doble factor, encriptación avanzada, entre otros.
  • Oferta transparente, precisa y automatizada: El catálogo de productos y servicios de los neobancos es bien preciso y aunque no siempre cuentan con productos muy variados como los bancos tradicionales, no tienen letras pequeñas. En muchos casos este se limita a abrir cuentas y dar tarjetas para operaciones cotidianas, como comprar, pagar, realizar transferencias, gestionar nóminas, entre otras. Entre sus opciones más atractivas se encuentran la posibilidad de pagar en diferentes monedas sin costos asociados, operar con criptodivisas, gestionar reintegros en cajeros internacionales sin ningún gasto, conseguir trasferencias internacionales más económicas, entre otras. Todos sus servicios y funciones se encuentran automatizados.
  • Operaciones multidivisas: La mayoría de los neobancos permiten el manejo de saldos en varias divisas. Esto es ideal a la hora de realizar transferencias internacionales, retirar efectivos en cajeros sin comisiones, e incluso cuando se viaja.
  • Gestión de criptomonedas: Debido al auge que han ido ganando las criptomonedas, algunos neobancos también las han incluido en su catálogo, de manera que permiten comprar, guardar y negociar criptoactivos según la preferencia del usuario.
  • Estimula la inclusión financiera: El empleo de la tecnología permite acceder a públicos menos atendidos por los servicios bancarios convencionales. De esta manera, contribuyen a la mejora de la inclusión financiera.
  • Soporte y asistencia técnica: Los neobancos brindan soporte a sus clientes y asistencia técnica siempre que la necesiten, a través de sus canales virtuales de atención.
  • El cliente tiene el control: El cliente controla todas sus finanzas a través de su aplicación móvil, ganando en tiempo y en reducción de costes.
  • No anualidades: Los neobancos no tienen anualidad.
  • Cuenta en el extranjero: En función del país al que pertenezca el neobanco que escojamos para afiliarnos, es posible que tengamos una cuenta en el extranjero sin haber salido del país. También es posible que logremos tener una tarjeta VISA o Masterdard, e incluso tengamos un IBAN europeo o su correspondiente en otro país.

Nuestro Monedero electrónico TropiPay cuenta con todas estas ventajas y muchas otras. ¿Aún no tienes cuenta? ¿Qué esperas para abrir una una?

Características de los neobancos que pudiera considerarse DESVENTAJAS

Si bien los neobancos cuentan con características muy atractivas, otras perspectivas de esas mismas características pueden considerarse también desventajas. Algunas de las más visibles son:

  • Menor regulación: Los neobancos no requieren de complejas regulaciones y leyes para realizar sus operaciones. Por ejemplo, con una licencia de entidad de dinero electrónico pueden operar sin problemas. Si bien esto agiliza su gestión, puede constituir una razón de desconfianza para aquellos clientes más exigentes en términos de regulaciones. Asimismo, no hay garantía del dinero como en los bancos tradicionales.
  • Ausencia de oficinas físicas y distancia en la comunicación: Los neobancos se comunican con sus clientes por medio de sus propias aplicaciones, a través de un bot o un chat. También, algunos emplean la comunicación por email, redes sociales y en pocos casos por vía telefónica. Si bien una de las características de los neobancos es su presencia exclusiva en el ámbito digital, aquellos clientes que buscan un contacto más personalizado y en vivo pueden no considerarlos muy atractivos. De esta manera, si ocurre un problema, solo se puede reportar por los canales digitales. De ahí que las posibilidades de atención al cliente se vean reducidas. Asimismo, en función del tipo de neobanco escogido, es probable que el servicio de atención a clientes no sea en español.
  • Portafolio reducido: Los neobancos tienen en la actualidad un catálogo de servicios limitado, debido en parte a que no cuentan con una licencia bancaria de entidad de crédito. Servicios como los créditos personales o hipotecarios no están disponibles, por solo citar algunos ejemplos. En este sentido, esta reducida escalabilidad les impide servir a clientes o grandes empresas que desean una amplia variedad de servicios en un solo sitio.
  • Diferencia en la oferta según el neobanco: No todos los neobancos brindan la misma oferta. Por ejemplo, algunos no proporcionan cuenta bancaria, solo emisión de tarjetas.
  • Limitación de acceso a otros servicios: No todos los establecimientos aceptan todas los tipos de tarjetas, sobre todo al ser de prepago o de neobancos.
  • Límite de retiro: Las retiradas gratuitas de efectivo tienen un límite y suele ser bajo. Para incrementarlo deberá pagarse un plan superior.
  • Compatibilidad: No todas las tarjetas emitidas por neobancos pueden ser incorporadas a dispositivos de Samsung, Apple o Google Play.
  • Exigen conocimientos digitales: Los clientes de los neobancos requieren habilidades mínimas en términos de tecnologías digitales, pues los neobancos son 100% virtuales.

¿Qué diferencia un neobanco de un banco online?

Puede que durante la lectura esta pregunta haya surgido, y es lógico, pues pudiera pensarse que estamos hablando de lo mismo, y no es así. En tal sentido, algunas diferencias básicas entre ambos podrán aclararnos al respecto. Por ejemplo, los neobancos funcionan 100 % en el mundo digital, por medio de sus aplicaciones en los smartphones o en escritorio. Mientras que los bancos online se crearon para facilitar operaciones financieras a través de dispositivos conectados.

Por otro lado, está el tema de las regulaciones. Como hemos visto, los neobancos están sujetos a reglas menos estrictas. En cambio, los bancos online sí están regulados como entidades bancarias y todo lo que ello conlleva. Paralelamente, los neobancos se consideran entidades de pago de acuerdo a su estructura económica; por otro lado, los bancos online son entidades de crédito.

Disipando otras posibles confusiones

También es probable que nos surja la duda de si somos clientes de un neobanco por usar determinados servicios financieros digitales. Aunque ya sabemos qué es un neobanco, nunca está de más precisar aquello que no lo es. Por ejemplo, el hecho de que nuestro banco tradicional comience a brindar servicios de banca remota o lance una billetera electrónica, no lo convierte mágicamente en un neobanco. Este sigue siendo una entidad bancaria con todas sus regulaciones, lo que en este caso ha incorporado adelantos tecnológicos a su cartera de servicios.

En el caso de las empresas que solo brindan el servicio de billeteras digitales, estas tampoco son neobancos. Su licencia y permisos para manejar dinero no las convierte en entidades bancarias. Algo parecido ocurre con el resto de las fintech, que aunque puedan brindar servicios financieros digitales, tampoco funcionan como neobancos. Entiéndase que, los neobancos emplean la “filosofía fintech” a su favor, que implica todo lo relacionado con el aprovechamiento de la tecnología financiera. Sin embargo, las fintech solo son intermediarios entre el banco y los clientes, pues no son entidades bancarias.

Nos encantaría saber qué piensas tú. Si te gustó el artículo déjanos en comentarios tus impresiones.

FacebookTwitterWhatsAppTelegramLinkedInShare