Análisis de mercado previo a la inversión: ¿también con criptomonedas?

Si bien los mercados financieros son lo suficientemente atractivos como para sumar más personas cada vez; es lógico suponer que existen análisis de mercado que intentan “asegurar” la inversión. Esas son las herramientas que nos permiten estudiar el comportamiento del mercado y tomar las decisiones más acertadas en consecuencia. El análisis fundamental y el análisis técnico son dos tipos de análisis que se utilizan para este fin.

Análisis fundamental

Por un lado, el análisis fundamental (AF) se centra en calcular el valor intrínseco de un activo (compañía, negocio, etc.); teniendo en cuenta un amplio rango de condiciones tanto micro como macroeconómicas propias de dicho activo. Ejemplo: condición financiera, tasas de crecimiento, ganancias, reputación, gastos, entre otros muchos.

Análisis Técnico

Por otro lado, el análisis técnico (AF) estudia el valor histórico del precio, a modo de identificar patrones y tendencias que sirvan de anclaje para predecir la probabilidad de futuros movimientos y así tomar decisiones acertadas. Para ello utiliza diversos indicadores matemáticos y gráficos; debido justamente al trabajo con gráficos es que se le suele llamar también análisis chartista (chart: gráfico en inglés).

Estas son sin duda técnicas muy útiles en el mundo de los mercados financieros; sin embargo, también resultan sumamente empleadas en el comercio de las criptomonedas. De hecho, constituyen herramientas muy útiles en las cuales se apoyan los inversores y traders para realizar sus operaciones. En este post profundizaremos en el análisis técnico dentro de las criptomonedas.

Algunos reportes sugieren indicios de un rudimentario análisis técnico allá por los siglos XVII y XVIII. Sin embargo, el origen contemporáneo se vincula con la obra de Charles Henry Dow a finales del siglo XIX en Estados Unidos. Sus estudios sobre los activos y sus movimientos bursátiles fueron la base de su posterior Teoría de Dow, que estableció y desarrolló el análisis técnico. Así, plasmó una serie de principios esenciales sobre los cuales se erige su validez. Estos son:

  • El precio lo descuenta todo: esto significa que dentro del precio del activo está contenido todo aquello que puede afectarlo, o sea, es un reflejo de múltiples variables. En el caso de las criptomonedas sucede igual, dentro de la cotización de las mismas queda contenida esta información, por ejemplo, la demanda pasada, actual y futura, regulaciones que las impacten, sucesos locales o globales, etc.
  • El mercado sigue tendencias: esto significa que los precios no son aleatorios, sino que tienden a seguir un comportamiento. Las tendencias pueden ser al alza (cuando el precio se mueve hacia arriba), a la baja (cuando el precio se mueve hacia abajo) y lateral (cuando el precio se mantiene sin sobrepasar determinados extremos mínimos y máximos). Cuando se forma una tendencia, es probable que esta se siga, aspecto del que toman ventaja los traders e inversores para hacer sus movimientos. Según su periodo de tiempo, las tendencias se clasifican en primarias (anual), secundarias (mensuales o semanales) y terciarias (diarias). Los traders suelen tomar en cuenta fundamentalmente las tendencias de mediano y corto plazo.
  • La historia suele repetirse: basado en la psicología social, el comportamiento de las personas suele ser el mismo en situaciones similares. Como este mercado depende de las personas, de sus miedos o codicia, sus estados emocionales, etc., es de esperar que al suceder un evento similar a uno ya ocurrido anteriormente, las personas asumen similares comportamientos. De ahí se van creando patrones de precio que describen estas conductas, y sobre la base de estos patrones repetitivos se pueden predecir futuros movimientos de los precios.

De esta manera, el AT se torna muy útil en los mercados financieros tradicionales, al igual que con las criptomonedas, incluso siendo estas últimas muy dependientes de las expectativas de los usuarios. La alta volatilidad de los precios de las criptomonedas hacen que, si bien no parece ser muy bueno el análisis técnico para el comercio a gran escala, sea ideal para los que se dedican al trading.

Con todo, es posible identificar algunas ventajas y desventajas de este tipo de análisis.

Entre sus ventajas se recogen:

  • Proporciona un marco de referencia del histórico de los precios sobre el que basar estimaciones.
  • Al permitir identificar tendencias en el mercado posibilita a los traders e inversores realizar sus movimientos con mayor seguridad.
  • Las herramientas de análisis técnico son muy amigables con el usuario y fáciles de usar.
  • Es muy versátil, puede ser aplicado sobre cualquier instrumento financiero, en cualquier área del mercado y en cualquier momento temporal. Se adapta fácilmente a las necesidades de sus usuarios.

Algunas desventajas o críticas podrían ser:

  • Nunca podrá brindar una garantía de análisis exacto al 100%, porque hay comportamientos del mercado que son impredecibles. Brinda tendencias, no hechos definitivos.
  • Es tildado de ser una especie de “profecía autocumplida”, en el sentido de que si un gran número de usuarios emplea los mismos indicadores, entonces se reafirma a sí mismo, por tanto aumenta la probabilidad de que dichos indicadores terminen respondiendo como se espera.
  • Las predicciones que se pueden hacer a partir del análisis técnico pueden llevar a que el usuario se sienta tentado a cambiar sus movimientos y operaciones sin medir riesgos.

A pesar de esto, es innegable que el análisis técnico sigue constituyendo una herramienta poderosa y muy necesaria para aquellos que se aventuran en la inversión o trading de criptomonedas. Asimismo, los más experimentados en este campo siempre recomiendan que para robustecer el análisis técnico se empleen varios de sus indicadores en las predicciones. En próximos post comentaremos sobre dichos indicadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *