Entre plan de marketing y estrategias

Marketing, marketing, marketing. ¿Para qué sirve el marketing? ¿Es realmente necesario el marketing? ¿Cómo sacarle el máximo provecho? Estas y otras preguntas pueden aún rondar en la mente de muchas personas, sobre todo, de aquellos que recién se adentran en este campo. Tratemos entonces de explicarlo mejor con un ejemplo simple.

Supongamos que decides abrir un negocio, cualquiera que este sea. Preparas lo necesario para el mismo y decides la fecha en que oficialmente harás la inauguración. Llega el día indicado y …. ¿Cómo esperas recibir clientes? O más bien, ¿cómo se enteran tus posibles clientes de tu existencia? ¿Cuán seguro estás de que la manera en que proyectas tu negocio es realmente lo que el posible cliente busca o desea? ¿Cómo los convences de que tu negocio vale la pena por encima de la competencia? Estas preguntas, aunque parezcan simples, convergen en un mismo punto, y es precisamente el marketing.

Utilidad del marketing

Las respuestas a aquellas preguntas que nos hacemos sobre nuestro negocio y sobre cómo impulsarlo nos hablan de la utilidad del marketing. Visualizar esto y tenerlo bien claro permitirá aprovechar al máximo las ventajas que ofrece. En este sentido, el marketing se torna vital para encaminarse al éxito y mantener la propia existencia. Esto se debe a que, bien trabajado, el marketing:

  • Permite acercar nuestro producto o servicio al mercado.
  • Contribuye a alcanzar un buen posicionamiento.
  • Identifica y genera nuevas oportunidades.
  • Permite conocer al cliente, sus necesidades, deseos, preferencias.
  • Permite destacar frente a la competencia.
  • Contribuye al aumento de las ventas y la rentabilidad del negocio.
  • Interviene en el mejoramiento del diseño del producto o servicio, su precio, su distribución, etc.

Todos estos elementos y oros muchos están relacionados directamente con los objetivos que se pretenden alcanzar. Sin embargo, tales objetivos deben estar cuidadosamente engranados con las acciones y estrategias que se diseñen para lograrlos. Este gran diseño necesita de una planificación bien estructurada, y es aquí donde entra en juego el plan de marketing.

Plan de marketing

Todo proyecto, por muy grande o pequeño que sea, requiere un proceso de concepción y planificación preciso y detallado. Cuando se habla de marketing, también es necesario este proceso. En este sentido, el plan de marketing es una guía u organización precisa, detallada y estructurada que debe asegurar el cumplimiento de los objetivos trazados. Es un esbozo del camino a seguir para llegar desde el estado actual al estado deseado.

Para poder diseñar tales objetivos es necesarios realizar un arduo trabajo previo. No basta con desear una meta cualquiera, hay que tener conciencia de cuan realizable es en las condiciones que se tienen. Es por esto que los objetivos que se planteen deben ser específicos, medibles, alcanzables, relevantes y delimitados en el tiempo (SMART, por sus siglas en inglés).

Por otra parte, dentro del diseño de un plan de marketing se reúnen una serie de elementos. Los mismos pueden integrarse en las siguientes denominaciones:

Marketing analítico

Comprende todo el análisis y la investigación inicial que hay que realizar.

  • Análisis de la situación del propio negocio o empresa, en tanto debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidad; es lo que se conoce como matriz DAFO.
  • Estudio de los clientes y consumidores, en tanto comportamiento de compra, necesidades, deseos, preferencias, etc.
  • Análisis del mercado.
  • Análisis de la competencia.
  • Análisis del marketing mix.
Marketing estratégico

Comprende el diseño de las estrategias adecuadas para el logro de los objetivos trazados.

  • Puede incluir todas aquellas estrategias que se consideren necesarias o que más se ajusten para la consecución de los objetivos. Deben estar cuidadosamente integradas, para que todas desde su área de actuación contribuyan a la misma meta.
  • Segmentación del público objetivo escogido.
  • Posicionamiento.
  • Comunicación.
Marketing operativo:

Comprende las acciones concretas y tácticas que ponen en práctica nuestras estrategias.

  • Acciones específicas de marketing tradicional, marketing digital, etc.
  • Acciones sobre el marketing mix.

Siempre que se elabore un plan, debe pensarse en las posibles contingencias y favorecer la flexibilidad necesaria. Los imprevistos suceden y hay que tener la capacidad de poder actuar sobre ellos y salir airosos. Esto garantiza la adaptabilidad del negocio y su subsistencia.

Por si no fuera poco, no se puede olvidar el proceso de control o evaluación de la puesta en práctica del plan. Siempre que se realice a la par del mismo, puede garantizar correcciones y modificaciones necesarias a tiempo, permitiendo no desviarse de la meta a alcanzar. Asimismo, el cumplimiento de los tiempos establecidos permite ir realizando evaluaciones parciales. Estas serán muy beneficiosas para la toma de decisiones pertinentes en cada caso.

Algunas consideraciones necesarias sobre las estrategias de marketing

Las estrategias de marketing son las que van a definir el modo en que se conseguirán los objetivos comerciales de nuestro negocio. Depende de dichos objetivos y concibe las líneas operativas a seguir por las vías más idóneas. De nada sirve elaborar estrategias aisladas que, aunque sigan determinado objetivo, no posean integración entre sí. Esto puede devenir en gastos innecesarios y baja optimización de los recursos materiales y humanos.

Una estrategia de marketing puede concebir varios tipos y canales. Da igual si son técnicas de marketing tradicional, marketing digital, marketing de contenido, entre otros. Lo importante es la adecuada articulación entre todos estos elementos.

No importa si eres una gran empresa con un posicionamiento sólido en el mercado o si apenas comienzas un pequeño negocio. Dominar las diversas aristas del marketing y ponerlas en práctica de manera inteligente en el momento y modo adecuado, será una garantía incuestionable. El marketing se desarrolla y evoluciona constantemente conforme lo hace mercado. No podemos permitirnos dejar ir ese valioso tren sin obtener provecho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *