Marketing digital

El marketing digital también es conocido por otras denominaciones como marketing online o e-marketing. La particularidad que lo distingue es el hecho de volcar todas las técnicas, estrategias y actividades comerciales a la esfera digital; en otras palabras, a Internet. Así, los recursos empleados por el marketing tradicional u offline se adaptan y van ganando terreno en otro ámbito de actuación.

Sin embargo, el marketing digital que podemos ver en la actualidad no siempre fue así. Este tipo de marketing experimentó un desarrollo importante que ha devenido en lo que conocemos hoy en día. Su evolución va de la mano del desarrollo de la tecnología digital. Veamos esto con un poco más de detalles.

Marketing en la web 1.0

La web 1.0 se caracterizaba por páginas web que mostraban los anuncios de la misma manera en que se hacía en los medios tradicionales (radio, televisión, impresos, etc.). Generalmente se mostraban anuncios que exponían los productos o servicios disponibles asemejando la presentación de un catálogo. Estos eran controlados por la propia empresa, quien era la única que podía publicar sobre sí misma. Los usuarios o futuros clientes solo podían limitarse a recibir la información como meros espectadores, no tenían posibilidades de intercambio.

Marketing en la web 2.0

No transcurrió mucho tiempo mientras esta realidad se modificaba a la par del impresionante desarrollo tecnológico. Una nueva web vio la luz conocida como la web 2.0 la cual representó un nivel superior del desarrollo de la Internet. El marketing adquirió entonces una nueva forma de expresión y por ende, mostraba un notorio desarrollo en su puesta en práctica. Se hizo posible la utilización de novedosos formatos en las publicaciones, entre los que se encuentran los videos, gráficos, etc.

Sin embargo, uno de los elementos más revolucionarios fue la posibilidad de contar con la retroalimentación de los usuarios. Gracias al desarrollo de las redes sociales y las diferentes plataformas, tanto empresa como cliente están a la distancia de un clic. Por si fuera poco, la temporalidad de las comunicaciones se caracteriza por la inmediatez. De esta manera, Internet evoluciona de un sitio de simple búsqueda y emisión de información hacia una gran comunidad en constante intercambio bidireccional.

Hacia la web 3.0 y más allá

Se dice que ya se están vivenciando los primeros pasos hacia un nivel superior de desarrollo del Internet. Lo que se ha dado en llamar la web 3.0 incluye elementos de los que ya somos testigos y otros en los que aún se trabaja. Entre sus particularidades vale mencionar el avance de la tecnología 3D, los logros de la inteligencia artificial, el Big Data, la posibilidad del acceso por múltiples dispositivos, el Internet de las cosas (IoT), entre muchas otras. No obstante, el avance hacia una web semántica es de las características más distintivas. En otras palabras, una web cuyos buscadores digitales trabajen basados en sistemas organizativos y conceptuales parecidos al cerebro humano. O sea, que entiendan el significado de los términos más allá del propio término. Por ejemplo, buscar “marketing digital” o “e-marketing” y que los resultados coincidan.

Herramientas del marketing digital

El marketing digital comprende una amplia variedad de herramientas que contribuyen al logro de los objetivos perseguidos. Algunas son simples y requieren bajo costo o ninguno. Otras pueden ser más complejas y requerir de algún tipo de inversión. Sin embargo, un adecuado dominio y empleo de estas es muy recomendable para todo tipo de negocio.

Search Engine Optimization (SEO): la optimización de los motores de búsqueda es una de las herramientas más empleadas. Los motores de búsquedas son aquellos buscadores que sirven para indagar sobre cualquier información. Su trabajo es proveer resultados a nuestras búsquedas a partir de la indexación de disímiles páginas web. Así, cuando buscamos algo, ellos nos devuelven miles de resultados que coinciden con lo que queremos encontrar. Entendiendo esa lógica, se puede aprovechar entonces para trabajar en posicionar nuestro negocio entre los primeros resultados.

Lograr esto requiere un trabajo arduo y constante de buenas prácticas en nuestra web; elaboración de contenidos de valor, campañas de enlaces, adecuada indexación, entre otras muchas. De aquí lo importante del tratamiento de las palabras claves que se manejan en el sitio. El posicionamiento SEO logra direccionar tráfico a nuestra página por medio de nuestro propio trabajo en ella. Por esta razón se le conoce como posicionamiento orgánico o natural. Sin dudas el SEO resulta muy efectivo, aunque sus resultados suelen constatarse a mediano o largo plazo.

Search Engine Marketing (SEM): esta herramienta también busca el posicionamiento en la web, pero lo realiza desde otra arista. En este caso, se paga por servicios que poseen los buscadores para posicionar tu empresa en los primeros lugares. Pueden ser campañas de banners o enlaces patrocinados, con base en el sistema de pago por clic. O sea, el anunciante paga por cada visita real que se reciba por medio del buscador. Para ello, compite por las primeras posiciones que se corresponden con las palabras claves de su interés. Así, quien paga más por el enlace patrocinado conseguirá las anheladas primeras posiciones del buscador. Esta es sin dudas una manera bastante rápida y efectiva de conseguir tráfico en nuestra web, por supuesto, con su correspondiente costo.

Marketing de Contenido: esta herramienta cobra especial importancia dentro del marketing digital. La creación de contenidos de valor posibilita captar clientes que conforman principalmente nuestro público objetivo. Así, se logra no solo su captación sino también su fidelización, al tiempo que se educa a toda la audiencia en un determinado tema. Igualmente, el marketing de contenido juega un papel fundamental para el logro del adecuado posicionamiento. Su formato puede ser variado, desde textos en forma de artículos hasta videos, infografías, audios, etc. Se recomienda que los contenidos estén organizados por temas, no solo con vistas a los clientes sino también como soporte para la estrategia SEO. Así, el marketing de contenidos se convierte en un activo digital, siempre disponible, perdurable en el tiempo y reciclable. Si bien es una herramienta efectiva, posee poco control sobre la audiencia y sus resultados se constatan a largo plazo.

Social Media Marketing (SMM): como su traducción al español lo identifica, el marketing en medios sociales incluye las tecnologías y prácticas en la web que permiten intercambiar con las personas. Asimismo, permite llamar la atención de potenciales clientes y reenviar tráfico a la web. Por estos medios se intercambian opiniones, gustos, experiencias, inquietudes, perspectivas. La actividad no se limita exclusivamente a las redes sociales, sino también se extiende a otras plataformas como blogs, podcast, comunidades online, etc. Allí donde el cliente potencial se desarrolla es donde hay que ir a buscarlo.

Email Marketing: esta herramienta habla por sí sola. Es precisamente el mantenimiento de comunicación con los clientes aprovechando la base de datos que de ellos se reúne. Permite segmentar los clientes según determinados criterios y enviar emails con contenidos de valor para cada uno, favoreciendo la personalización. Es bien sabido que esta estrategia es de las más explotadas, y puede ser molesta si se sobresatura a los clientes con ella. No obstante, sigue siendo efectiva y es la herramienta que logra el más alto retorno de la inversión (ROI).

Hasta aquí hemos visto solo algunas de las herramientas que pueden ser usadas en el marketing digital. Quedan otras tantas que al igual que estas resultan muy efectivas para el logro de los objetivos que se propongan. Por supuesto, siempre que su ejecución sea bien pensada y coherentemente planificada y ejecutada.

En esta era en la que la tecnología está de vanguardia, apoyarse en ella es siempre una sabia elección. Así, la implementación del marketing en el ámbito digital resulta en ventajosas ganancia a corto, mediano y largo plazo. La inmediatez, el alcance global, el acceso al público objetivo, …, incluso la medición de la efectividad de las estrategias ejecutadas por medio de las distintas métricas disponibles son sumamente provechosas.

Con este panorama ya podrás optar, si aún no lo haces, por este tipo de marketing que tantas ventajas provee, independientemente del tipo de negocio que poseas. Aunque esto puede resultar solo una presentación del amplio mundo del marketing digital, puede perfectamente servir para elaborar una idea aproximada del mismo. Así que decide tú, ¿necesidad contemporánea o mera sofisticación?

2 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *