Estadísticas y pronósticos del turismo frente a la covid-19

Hoy en día es imposible dejar pasar una jornada sin que nos topemos con algo relacionado con la pandemia. Ya sea el nuevo y necesario estilo de vida adoptado o las cifras de contagios y fatalidades en aumento incontenible. Lo cierto es que inevitablemente esta realidad atraviesa todos los escenarios de la vida y los afecta de una forma u otra. El sector del turismo, a nivel mundial, es uno de los que ha sufrido sus notables estragos.

Las estadísticas acerca de la situación del turismo global muestran un panorama un tanto perturbador. Para tener conciencia de ello, debemos conocer primero qué impacto tiene el turismo en el panorama económico mundial. De esta manera, podremos entender un poco lo que este sector ha sufrido producto de la pandemia.

Turismo: antes y durante la pandemia

Según reportes del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés) en el año 2019 el turismo contribuyó con $8,8 billones de dólares a la economía mundial. Con la llegada de la pandemia, ya desde mitad de año se estaba previendo una pérdida superior a los $5 billones. La industria de los viajes también ha sufrido esta situación a tal punto de reducir sus operaciones drásticamente; algo similar ocurrió con los cruceros.

Analizando algunas realidades concretas, América Latina y el Caribe constituyen un caso interesante. Los informes evidencian que el turismo junto con los sectores que dependen de él representa alrededor del 10% del Producto Interno Bruto (PIB) de Latinoamérica, y el 26% del PIB del Caribe. En 2019 el turismo representó el 10% de las exportaciones totales de Latinoamérica, y el 42% de las del Caribe; por solo tener una idea de cuán relevante es para este territorio.

Un reporte publicado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) muestra un ejemplo impactante de las consecuencias de la pandemia en la región. En el mes de marzo la llegada de turistas internacionales se redujo a un 50%, aproximándose a un 100% en el mes de abril. El aumento descontrolado de los casos y las medidas de cierre de las fronteras contribuyeron notablemente a esto. Por su parte, el Caribe vio afectada su tan popular industria de cruceros.

Un estudio realizado por la empresa de viajes Despegar mostró que a pesar de la situación existente sus clientes aún muestran deseos por viajar. Lo curioso es que la inclinación por realizar viajes domésticos o cercanos ha crecido en comparación con cifras históricas. Un análisis de las búsquedas es la plataforma Airbnb para finales de año y principios del próximo también confirma este hecho. Esto resulta muy coherente con las tendencias del nuevo turista post pandemia.

Según la Organización Mundial del Turismo

Por su parte, la Organización Mundial del Turismo (OMT) analizó en un informe las consecuencias de la pandemia en el sector turístico en otras regiones. Por solo citar un ejemplo, a finales de mayo en Estados Unidos se reportaron pérdidas (en millones de dólares) tres veces superiores a las de la crisis global de 2009.

Con respecto a la región europea, España llama mucho la atención. Los rebrotes sucesivos han tornado mucho más complicada la situación, para una economía con notable dependencia del turismo, sector que representa aproximadamente el 11% de su PIB. La caída de las llegadas de turistas en los meses de verano repercutió directamente en una caída del gasto turístico. Esto significó aproximadamente 9 millones de euros menos de gastos por este concepto, según la media de un mes de agosto interanual. A su vez, los pocos turistas que llegaban, gastaban menos de lo habitual. En el caso de algunas empresas vinculadas al sector, su mantenimiento también fue replanteado, debido a los recortes evidentes en su facturación. Como se puede analizar, simples ejemplos comparativos del panorama turístico brindan una visión más objetiva de cuán preocupante es esta situación.

Pronósticos ante tal panorama

La mayoría de los pronósticos que se han realizado en aras de vislumbrar una luz al final del túnel son bastante reservados. Se coincide en una leve recuperación de las economías del sector para el próximo año; dependiendo, como es lógico, del comportamiento de la pandemia.

Los reportes de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA) sostienen que la región podrá experimentar un crecimiento de 3.9%. En el caso de América Latina y el Caribe se habla acerca de las bondades de la región para facilitar esa recuperación. Al respecto, se hace referencia a la vida silvestre y los abundantes recursos naturales.

El estudio realizado por la empresa de viajes Despegar evidencia en sus clientes la intención de retomar las actividades turísticas. Tanto es así que muchas proyecciones estaban hechas para finales de este año y otras tantas para el primer semestre de 2021. Asimismo, Estados Unidos y Europa se van posicionando como los destinos preferidos. La plataforma Airbnb también muestra dentro de su análisis de búsquedas las intenciones de viajes para inicios del nuevo año.

Sumados todos los esfuerzos, no basta solo con desearlo, hay que trabajar en pos de logarlo. Por eso, el control de los rebrotes será primordial, ya que constituirá el catalizador de la recuperación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *