alojamientos vacacionales post-coronavirus

Tips para alojamientos vacacionales post-coronavirus

Tiempo de lectura: 4 minutos

“Tras la tormenta, llega la calma”; un viejo dicho que aprendemos desde niños y vemos materializarse una y otra vez durante nuestra vida. En esta oportunidad, lo estamos viviendo a nivel mundial. La pandemia de COVID19 generada por el SARS-CoV-2 o “el nuevo coronavirus”, ha puesto en jaque el curso natural de la vida. Tanto los 185 países reportados con casos como los que no los tienen; han debido ejecutar medidas pertinentes para su enfrentamiento y paulatina eliminación, según sea el caso. Tras varios meses de intenso trabajo los reportes revelan un gradual retorno a la “normalidad”, la cual viene acompañada de un valor añadido y re-aprendido: la importancia y necesidad de las medidas higiénicas.

El sector turístico fue uno de los que se vio fuertemente afectado por esta situación. Tras la disminución de la actividad económica, muchos negocios han quedado paralizados e, incluso, otros tantos han debido acoger a aquellos turistas que quedaron varados fuera de sus hogares, debido al cierre de fronteras. Como todo, la necesidad de adaptarse a las nuevas circunstancias se ha tornado vital y ha estimulado a los propietarios a tomar cartas en el asunto. Repensarse su negocio con la implementación de nuevas medidas higiénico-sanitarias se constituye una exigencia en términos de ganancia y seguridad para ambas partes.

Así pues, con base en los pronósticos de la evolución de la pandemia y su eventual contención, se comienzan a preparar con anticipación para retomar gradualmente su actividad, a la altura de las demandas sanitarias actuales. En este sentido, el equipo de TropiPay propone una serie de tips como parte de una sabia estrategia a implementar en los alojamientos vacacionales post-coronavirus con vistas a la eventual reapertura de los negocios.

Medidas higiénicas actualizadas y garantizadas

Si bien las personas desean seguir viajando, la experiencia aleccionadora del COVID-19 está haciendo que la búsqueda de alojamientos vacacionales post-coronavirus se dirija a aquellos que provean cierta seguridad en el área de la salud. Por ello, la garantía de medidas y acciones que así lo dispongan será primordial. Se debe pensar entonces en:

  • Brindar a los clientes un set de prevención que incluya mascarillas (nasobucos), guantes y gel hidroalcohólico antibacterial de uso personal.
  • Garantizar el equipo necesario para el personal de limpieza.
  • Asegurar la desinfección e higienización efectiva de las áreas.
  • Contar con termómetros a distancia y de ser posible test rápidos.
  • Establecer las medidas higiénicas a seguir en las áreas comunes, como por ejemplo el uso de mascarillas y guantes.
  • Mantener la distancia física entre las personas.
  • Proporcionar a los clientes información respecto a todas las medidas higiénicas que ponga en práctica la instalación como, por ejemplo, las referentes a los protocolos de limpieza (lavados de ropa de cama y baño, ventilación, productos utilizados en la desinfección, etc.), el proceso de check-in y check-out, la estancia en áreas comunes, etc.

Actualización de la logística de tu negocio

Ya la pandemia ha ocasionado una crisis “obvia” en los alojamientos vacacionales post-coronavirus, pues lo que queda ahora es tratar de reponerse estratégicamente.

  • No bajar los precios. Los expertos sugieren no sucumbir a dicha tentación para captar clientes, pues esto dificultará la sostenibilidad del negocio a corto plazo; además de que dificultará la fidelización de los clientes que ahora reservan por bajo precio y luego ven cómo suben las tarifas sin razón aparente.
  • Flexibilizar la política de cancelaciones y devoluciones. La paralización devenida por la pandemia anuló los planes y reservaciones realizadas por millones de personas en todo el mundo. Por esta razón, las instalaciones involucradas se han enfocado en tratar de mantenerlas recurriendo a la posibilidad de postergarlas antes que cancelarlas. Se recomienda dar prioridad a la opción de aplazar las reservas hechas y brindar algún bonus para aquellas no reembolsables.

Estrategia de comunicación adaptada a la nueva realidad

Tras una temporada donde el pensamiento que prima es “quédate en casa”; es de suponer que el móvil y las redes sociales hayan adquirido mayor peso en la vida de las personas. Por ende, aprovechar ese auge para promocionar tu negocio en esas plataformas puede ser una decisión acertada. Asimismo, informar acerca de los cambios realizados en los alojamientos vacacionales post-coronavirus para garantizar la seguridad higiénica; puede atraer aún más a aquel público que también busca alguna tranquilidad si de salud se trata.

Urge la actualización tecnológica

Ahora más que nunca se hace muy necesaria la inversión en avances tecnológicos que contribuyan no solo a agilizar procesos; sino a mantener la demandada distancia física entre las personas. Un check-in y un check-out automatizados, brinda una garantía de seguridad no solo para el cliente, sino también para el propietario de la instalación y los propios empleados. Así mismo, basado en las posibilidades objetivas del negocio, se puede pensar en la instalación de sensores, internet de las cosas, automatizaciones, inteligencia artificial, robótica, cerraduras inteligentes, aplicaciones, pagos online, blockchain, entre otras muchas. Evidentemente este será un factor clave que influirá en la competitividad de los negocios y alojamientos vacacionales post-coronavirus.

Destinos nacionales y locales

Quedarse en casa ha afianzado la idea de que en ningún lugar se está más seguro. En este sentido, como lo “propio” se torna más confiable, las personas van a tender a desplazarse a lugares cercanos o al menos dentro del mismo país, donde puedan emplear, por ejemplo, sus propios medios de transporte para llegar. Asimismo, preferirán lugares poco concurridos o con menor masividad de personas, buscando por supuesto mantener el distanciamiento necesario. El turismo nacional y local cobrará auge en las primeras etapas, así que la propuesta al cliente potencial también deberá incluir las opciones turísticas de la zona, y la seguridad que provee en términos de salud.

Estas propuestas pueden ir también acompañadas por aquellas medidas higiénicas que puedan dictar los gobiernos y localidades a discreción y de obligatorio cumplimiento. Lo que sí podemos estar seguros es que todas ellas estarán contribuyendo a que este momento se logre constituir como el fin de la pandemia, y no simplemente el ojo del huracán.

FacebookTwitterWhatsAppTelegramLinkedInShare