Cómo sobrevivir al Coronavirus. 10 consejos para hoteleros y anfitriones.

Ya son indudable los millonarios estragos que la pandemia del Coronavirus traerá para la industria del turismo. Provincias y países enteros con fronteras cerradas, reducción drástica de vuelos, oleada de cancelaciones, entre otras, hacen un feo escenario para quienes viven de este negocio. No obstante, la crisis pasará y muchos podrán recuperarse de esta. Mientras tanto, queda ser atentos e inteligentes, así como optimizar recursos y presupuestos al máximo. Por ello, Tropipay trae varios tips sobre cómo deben actuar hoteleros y propietarios ante la actual situación.

1. Invierte tiempo en tu negocio.

No son tiempos de andar experimentado o lanzar múltiples tiros al aire. Ahora lo que lleva es conocer bien tu mercado y las tendencias de los viajeros. Un conocimiento certero de cómo se comportarán los clientes, cuáles son las ofertas qué más se demandan, los precios que se manejan, te llevarán a realizar estrategias de marketing más atinadas con una mejor optimización de los recursos. 

2. Reduce porcentajes de salarios, examina funciones.

De las mayores incertidumbres que trae la crisis es quiénes conservarán su trabajo y quiénes no. Esto no solo sucede en grandes empresas, sino que en las Pymes también se puede llegar a prescindir de trabajadores, ya que al caer las reservas se reducen los ingresos y la carga de trabajo. Para evitar esto, puedes reducir un porcentaje del salario de tus trabajos, en vez de decidirte por despedir a alguno. Grandes corporativas ya están poniendo esta solución en práctica, como Meliá que, para paliar con los despidos, ha reducido a la mitad la jornada laboral y el salario de los empleados de oficinas y directores de hoteles.

Otra solución puede ser regularizar el periodo como vacaciones para tus empleados, y una vez pasada la crisis, todos se encuentren al 100% para trabajar y recuperarse cuanto antes. Además, este es un buen momento para analizar las funciones realizadas en cada puesto y optimizar los recursos humanos al máximo posible.

3. Prioriza clientes que muestren interés.

En vez de irse a lo loco buscando clientes, primero hay que asegurar aquellos que han mostrado interés por el alojamiento o mantienen reservas. Destina los recursos de marketing a afianzar la confianza de los clientes que ya han llegado a ti, mediante promociones y descuentos.    

4. Baja los precios moderadamente 

Relacionado con lo anterior, no es que bajes drásticamente los precios de tu alojamiento para asegurar reservas. La cuestión es ajustarlos buscando el equilibrio entre los precios de la competencia y la tendencia del destino. Una bajada violenta de las tarifas puede ayudar a mantener reservas en el período; pero una vez pasada la crisis, te será más difícil volver a subirlos. Recuerda la escasez actual de reservas no se debe a los precios, sino a la poca movilidad del turismo. 

5. Flexibiliza las cancelaciones y devoluciones de pagos. 

Ante la presente avalancha de cancelaciones, los anfitriones deben ser muy inteligentes y perspicaces. No devolver los pagos hechos con anticipación o mostrar rígidas políticas en cuanto a la cancelación de reservas puede a la larga influir en la imagen que tengan los clientes de ti. Precisamente este es el momento para mostrarte empático con tu público y lograr fidelizarlos. ¿Cómo? Pues ofreciendo mayores flexibilidades en las posibles cancelaciones, lo cual ofrece confianza a aquellos más indecisos y reticentes. Asimismo, piensa en brindar la oportunidad de posponer la estancia para cuando se normalice la situación.

6. Intenta atraer a nichos de mercado.

Los grandes países emisores de turismo se encuentran aislados ¿no? Pues un anfitrión inteligente puede destinar algunos esfuerzos en reconocer aquellos nichos de mercado con menos trabas para viajar, como países en los que la enfermedad no haya alcanzado una incidencia significativa y la crisis no golpee violentamente.

7. Apuesta por el mercado doméstico 

Excepto aquellos países que tienen provincias aisladas, el movimiento del turismo nacional no ha decaído tanto como el internacional. Apostar por centralizar los recursos y campañas de marketing en localidades cercanas no es mala idea. Los viajeros por seguridad evitarán volar, por lo cual preferirán opciones de viajes rápidos, donde conozcan las infraestructuras sanitarias y se sientan protegidos por estar cerca de casa. 

Adapta tu oferta a este mercado, en muchos casos, los establecimientos que trabajan con mucho turismo foráneo tienen su oferta adaptada u orientada a esa demanda y es posible que tus coterráneos tengan otros gustos o demandas que tú seguramente conocerás.

8. Transmite seguridad, serenidad y precaución

Por supuesto que debes andar cumpliendo todos los protocolos sanitarios para evitar la propagación del virus. Pero no vale si solo lo cumples, tienes que mostrárselo a tus clientes. Garantiza que sepan que tu alojamiento es seguro, limpio y responsable por su protección utilizando las redes sociales, banners, carteles, entre otros. Además, incentiva a los huéspedes a que tomen las mismas preocupaciones e incluye dentro de los ameneties regulares nasobucos desechables, geles desinfectantes, entre otros. 

No obstante, cuida la comunicación no vayas a generar un estado de alerta o miedo constante, o caos en el peor de los casos, a tus clientes. Recuerda que ellos están contigo para disfrutar de sus vacaciones, así que un equipo calmado y seguro proporciona la misma sensación a tus huéspedes, cosa que van a agradecer en estos tiempos.

9. Optimiza la administración del inventario.

Haz un inventario riguroso de lo que tienes ahora mismo en el stock: bebidas, productos alimenticios, artículos de limpieza e higiene personal. Luego, enfoca en utilizar lo que tienes y administrarlo inteligente. De esta manera, optimiza y reduces gastos al comprar lo que realmente está siendo demandado y no aquello que tiene menos movimiento en el período actual.

 10. Acógete a las ayudas de los gobiernos.

Muchos gobiernos dan cobertura financiera a industrias, pymes y profesionales para mitigar los efectos del parón forzoso a causa de la pandemia. Por ejemplo, el gobierno alemán ha desembolsado un paquete millonario de medidas para proteger como “escudo” a empresas y empleados; entre las medidas se encuentran exenciones fiscales, flexibilidades laborales y una línea de crédito ilimitado para compañías afectadas. El jefe del Gabinete italiano, sin dudas el país europeo más golpeado por el virus, ha anunciado una ayuda excepcional de 25 millones de euros, dividido entre familias y los sectores empresariales más perjudicados, entre ellos, el turismo. Entre las regulaciones aprobadas se encuentran la suspensión de pagos de facturas (agua, luz, gas, etc.) a los municipios en aislamiento obligatorio; la congelación durante un año de los préstamos concedidos por la Agencia Nacional para el Desarrollo Empresarial a negocios afectados; y un subsidio exclusivo de 500 euros al mes durante tres meses, para aquellos trabajadores autónomos que hayan tenido que suspender su actividad.

La banca española ha dispuesto casi 100 000 millones de euros a manos de pymes y autónomos, mediante créditos preconcedidos o en condiciones favorables, en pos de generar liquidez y permitir que los negocios continúen. Por su parte, Donald Trump en Estados Unidos ha declarado emergencia nacional, lo que permite desbloquear hasta 500 000 millones de dólares en fondos federales para amortiguar los impactos del coronavirus. Asimismo, demandará al Congreso la aprobación de medidas especialidades que incluyen beneficios en la nómina de empleados y ayudas para el sector hotelero y aerolíneas.

¿Y si todo esto no funciona?

Y si aún tu establecimiento sigue vacío, pues en estos casos, la única opción es reducir todos los costes posibles e intentar contar con liquidez financiera bien sea a partir de recursos propios o mediante préstamos bancarios para “aguantar” un tiempo hasta que todo vuelva a ponerse en marcha nuevamente. Algo nos atrevemos a asegurar, después de varias semanas encerrados en casa, al menos los ciudadanos Europeos en el momento que se pueda volver a viajar, van a abarrotar los aviones. Recuerda que esta situación es temporal aunque si es muy difícil prever por cuanto tiempo se extenderá.

Hemos habilitado un Chat de grupo en WhatsApp para brindarles información actualizada y resolver dudas que puedan generarse.

Haz click en el botón para unirte.

Si no puedes visualizar el botón puedes copiar y pegar este enlace en tu navegador.

https://chat.whatsapp.com/HcB7ElWhwNVLniFc9ajKhA

Escanea este código para unirte.

3 Comments

  1. Gracias por los consejos muy prudentes. Pelear no es la forma de ganar esta batalla.

    • Hola Militzin, es justo como comentas. Se debe responder a esta crisis con inteligencia y cabeza fría.
      Cuenta con nosotros para apoyar en lo que sea necesario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *