¿Cómo vender por Internet sin una tienda online?

¿Cómo vender por Internet sin una tienda online?

Tiempo de lectura estimado: 3 minutos

Vender por Internet es una posibilidad que pocos negocios se dan el lujo de perder. Las ventajas propias de la presencia online estimulan cada vez más a nuevos emprendedores a volcarse hacia lo digital. La accesibilidad a nuevos públicos, el alcance y la expansión de tu marca y productos más allá de las fronteras físicas, influye significativamente en el progreso de tu negocio. Y si lo que queremos es precisamente progresar, no cabe dudas de que debemos estar presentes en el mundo online.

Sin embargo, a la hora de enfrentarse a Internet, comienzan a aparecer obstáculos que pueden drenar nuestros impulsos y desestimularnos a hacerlo. El “cómo” hacerlo suele ser uno de los principales detonantes de ansiedades y frustraciones. Al darnos cuenta que debemos crearnos un tienda online nos comienza a parecer que todo es muy difícil; sobre todo si no tenemos habilidades informáticas para ello. No obstante, siempre hay soluciones, y aquí te mostramos algunas que pueden ser ideales para tus propósitos, sobre todo sin necesidad de tienda online.

¿Cómo vender por Internet sin una tienda online?

Sí, lo primero que te debe quedar claro es que sí es posible vender por Internet sin una tienda online. Las alternativas disponibles pueden llegar a ser justo lo que tú estabas buscando. Sobre todo si estas empezando, o estás probando una idea, puedes ahorrarte la inversión de crear un tienda online y seleccionar alguna de las opciones que a continuación ponemos a tu consideración.

¿Cómo vender por Internet sin una tienda online?

Vender en marketplaces

Un marketplace es una tienda online ya creada que reúne en sí a muchos vendedores diferentes. Les ofrece un espacio para que puedan vender sus productos de manera simple.

Estableciendo una analogía con las tiendas físicas, el marketplace podría ser un centro comercial, o un mercado. Dentro de ellos hay espacios o estanterías que son ocupados por marcas o propietarios diversos, donde exponen sus productos a los clientes. Puedes encontrarte varios cubículos donde el producto sea el mismo, aunque tal vez difieran en otros atributos, como la presentación, empaquetado, precio, etc. En esencia, es un canal de venta a través de terceros.

Un ejemplo muy sencillo que todo el mundo conoce sería Amazon.

Las ventajas de los marketplaces son varias:

  • por lo general, se ocupan de toda la funcionalidad necesaria de una tienda online.
  • brindan asesoramiento y soporte en caso de ser necesario,
  • atienden todo lo relacionado con el proceso de compra; por ejemplo: ofrecen un espacio para que el vendedor exponga sus productos;
  • se encargan del procesamiento de los pagos; entre otros.
  • cuentan ya con un tráfico, posicionamiento y reputación bien establecidos, lo que te ayudará a conseguir las primeras ventas desde el inicio.

El proceso de incorporarse al marketplace es bien sencillo. Tú como vendedor, solo tienes que registrarte y añadir tus productos. En cuanto estos sean aprobados se pondrán a la venta. De esta manera, te ahorrarás la inversión inicial que supondría crear tu propia tienda online, pues estarás utilizando el espacio que alquilaste de otra página web.

No obstante, si bien los marketplace parecen ser lo ideal al simplificarte el proceso, también tienen sus aspectos menos atractivos. Aunque las particularidades pueden variar en función del marketplace escogido, por lo general sus desventajas suelen coincidir. Por ejemplo:

  • cobro de comisión entre el 30% y el 50% por cada venta, lo que implica que tus beneficios serán menores;
  • pérdida de control sobre tus productos y su proceso de venta, lo que incluye también la imposibilidad de acceder a los datos analíticos de tus ventas, ya que están en manos del marketplace;
  • la personalización de tu espacio de ventas no tendrá mucho margen de modificación;
  • la competencia con otros vendedores de productos similares al tuyo será en el mismo sitio (marketplace) y al mismo nivel;
  • por si fuera poco, publicitarás el sitio web de otro (del marketplace), y no tu propia página web;
  • es una opción más limitada de manera general, pues deberás ajustarte a las posibilidades y exigencias del sitio.

En la actualidad existen muchos marketplaces disponibles. De hecho, en TropiPay tenemos nuestro propio Marketplace con opciones interesantísimas. No dejes de verlo.

Vender por redes sociales

Las redes sociales, tan populares hoy en día, han actualizado sus funciones y ofrecen a sus usuarios la posibilidad de expandir sus negocios en ellas.

Vender por Internet sin una tienda online a través de redes sociales se conoce como social commerce, y está cada vez más integrado en los diferentes negocios y empresas. Bajo el principio de buscar al cliente dónde a él le gusta estar, nuestra presencia en las redes sociales nos aporta una ventaja competitiva. No solo en cuanto al acceso al público meta o potencial, sino también con respecto a la ampliación de canales de venta online para el negocio. Por si fuera poco, se consideran una importante herramienta que sirve de indicador para el crecimiento de la empresa.

De manera general, las redes sociales permiten una venta directa entre el negocio y el cliente, esto supone rapidez y comodidad para el usuario. El alcance que tienen las redes es innegable, al tiempo que la interacción con los clientes es más sencilla y cercana; lo que también puede potenciar los procesos de fidelización con él. La masificación de los contenidos que permiten las redes sociales, facilita sin dudas los esfuerzos por impulsar las ventas online.

Por su parte, las ventas por redes sociales también tienen sus desventajas. La base de datos de compradores o potenciales clientes no queda bajo nuestro control. Esta se queda en poder de la empresa que provee la página de venta online. Asimismo, algunas redes sociales no tienen todavía implementado todas las funcionalidades para las ventas, debiendo realizar el proceso de pago por medio de canales externos.

Entre las diferentes redes sociales disponibles, existen algunas que destacan por su popularidad y versatilidad para el acercamiento a los clientes. Entre estas está Facebook, Instagram, Pinterest, WhatsApp (versión Business), entre otras.

Si tienes pensado vender a través de las redes sociales, TropiPay puede ser una buena opción para ti y tu negocio. Más abajo te contamos todo.

Ventas por email marketing

El email, a pesar de ser un medio de comunicación con bastantes años en su existir, no ha perdido ni parece que vaya a perder su uso y efectividad. En la actualidad, sigue siendo una poderosa herramienta de comunicación directa entre un negocio y su cliente. La personalización de una oferta, así como el seguimiento post-venta, ayuda en la fidelización del cliente y en la posibilidad de que repita. Por esta razón, si ya cuentas con una base de datos de tus clientes, no desaproveches la oportunidad de acercárteles directamente. Así, podrás comunicarles tus ofertas, novedades, descuentos especiales, estimular su participación en algún sorteo, o incluso invitarlo a tu establecimiento físico, si lo tienes.

No pierdas la oportunidad de comunicarte con tus clientes por esta vía, pues si lo haces bien, puede ser otro canal de venta más.

Ventas por páginas de ventas

Existen páginas de ventas que se crean exclusivamente para vender un producto o servicio. En ellas es posible mostrar claramente lo que deseas vender. Podrás especificar sus características y beneficios para los posibles compradores. En este tipo de páginas, se recomienda trabajar bastante el copy, así como la usabilidad, la imagen y el video, en caso de que lo uses. Algunos recomiendan contar una historia que resuene emotivamente, en la cual emplees los beneficios de tu producto o servicio, e incluyas testimonios de clientes para dar credibilidad.

Ventas por marketing de afiliación

Aquí nos referimos a la existencia de sitios de ventas de productos sin stock. En el caso del marketing de afiliación, una vez estés afiliado a uno, este será quien promocione y recomiende tu producto o servicio. Cuando algún usuario esté interesado en él, lo redirigirá a ti. Tú ejecutarás la venta y por cada venta entregarás una comisión que irá para el sitio que te promociona, y que al final fue el que te consiguió el cliente. Es el típico modelo de comisión por venta, lo que en este caso aplicado al mundo digital.

Si estás interesado en generar ingresos mediante marketing de afiliados, comunícanoslo aquí:

Ventas por dropshipping

¿Sabías que hasta el 33% del sector del ecommerce utiliza el dropshipping? Este modelo tan popular te permite abrir y gestionar una tienda online con facilidad y sin una gran inversión inicial, por lo que resulta una manera muy atractiva de empezar a vender por internet.

El dropshipping es un modelo en el que la tienda online no tiene un stock de productos propio, sino que los adquiere directamente del proveedor cada vez que cierra una venta y hace que el proveedor, los envíe directamente al cliente. Normalmente, este proveedor es un fabricante o mayorista.

Este modelo de negocio reduce las barreras de entrada para abrir una tienda online ya que el vendedor evita tareas como la administración del almacén y el stock, la gestión de envíos, etc. Por lo que los gastos iniciales y de mantenimiento se reducen enormemente y la gestión empresarial es mucho más flexible.

TropiPay como solución de pago

Si has llegado hasta aquí es posible que una duda te esté rondado en la cabeza. ¿Cómo cobrar al vender en Internet sin una tienda online? Pues bien, para ello puedes utilizar nuestro Monedero TropiPay que tiene diversas alternativas de pago.

  • Pagar nóminas a tus empleados.
  • Y realizar todo tipo de transacciones a nivel nacional e internacional.

En otras palabras, TropìPay te da la oportunidad de vender en Internet sin tienda online de forma sencilla, rápida y segura, escogiendo tu forma de pago favorita, porque se ajusta a la realidad de tus necesidades.

Si estás pensando en vender por Internet con tu negocio y quieres utilizar TropiPay como método de cobro, contáctanos aquí y te ofreceremos un asesoramiento personalizado para tu negocio.

Crear una tienda online, ¿vale la pena?

La creación de una tienda online no es muy complicada. En esencia se necesita contratar un dominio, tener un buen hosting y diseñar la web con un buen gestor de contenidos.

Lo que realmente exige mayor trabajo en un tienda online es el mantenimiento de la misma, que debe ser diario. Aquellos propietarios que no cuenten con el tiempo para ello, se verán en una situación complicada. Aunque siempre hay soluciones, como contratar a alguien que se dedique a atender la página; si bien soluciona una problemática, ten en cuenta que también significará un costo en salario para esa persona. Igualmente, si solo estás probando una idea para ver si funciona, crear una tienda online no es lo más recomendable.

Por su parte, si definitivamente planeas crecer y vas en serio con tus ventas online, lo más recomendable es que eventualmente crees tu propia tienda online. Con esto aseguras que la tienda sea completamente tuya y seas tú quien tenga el control de todo lo que ocurre con ella. Esto garantiza que, de tener éxito, no correrás el riesgo de que terceros puedan hacer que te quedes sin tu propia tienda.

Recuerda que, tengas o no una tienda online, lo más importante de la venta en sí, es la experiencia del cliente. Brindar una buena atención durante el proceso de decisión de compra, durante la compra e incluso postventa es lo fundamental a la hora de vender. Solo así tendrás la posibilidad de que este cliente regrese, o de que te recomiende con otros usuarios.